El hombre que confunde a su mujer con un sombreo

 

 

Anuncios

Trastornos del habla y la voz en la enfermedad de Parkinson.

Enfermedad del Parkinson.

La enfermedad de Parkinson se produce por una degeneración de la sustancia negra encargada de liberar dopamina. Esta degeneración de las células nerviosas afecta a la parte del cerebro que controla los movimientos musculares. La dopamina envía señales que ayudan a coordinar sus movimientos.

Los síntomas de la enfermedad de Parkinson pueden incluir:

  • Temblor en las manos, los brazos, las piernas, la mandíbula y la cara.
  • Rigidez en los brazos, las piernas y el tronco.
  • Lentitud de los movimientos.
  • Problemas de equilibrio y coordinación.

 

A medida que los síntomas empeoran, las personas con la enfermedad pueden tener dificultades para caminar o hacer labores simples. También pueden tener problemas como depresión, trastornos del sueño o dificultades para masticar, tragar o hablar.

Características clínicas de habla y voz en la enfermedad de Parkinson.

Las principales alteraciones del habla y voz en EP son:

  • En la fonación: disminución del volumen espiratorio, disminución de la intensidad y vocalización.
  • Alteraciones de la resonancia por dificultades en la movilidad velopalatina.
  • Alteraciones en la prosodia y articulación del lenguaje, secundarios a la bradicinesia y rigidez. Voz grave, entrecortada, ronca  o espirada y consonantes imprecisas.
  • El habla se produce en lentos ataques. Necesita hacer pausas para respirar entre palabras y sílabas, reduciéndose la fluidez.

Todo esto produce lenguaje hipofónico, monótono, farfullante y atropellado (Disartria hipocinética)

voz parkinson

Fuente:En Martínez-Sánchez, F. (2010). Trastornos del habla y la voz en la enfermedad de Parkinson. revista de Neurología51(9), 542-550.

 

Bibliografía:

Benaiges, I. C., & Farret, C. A. (2007). Papel de la logopedia en el tratamiento de la disartria y la disfagia en la enfermedad de Parkinson. Neurología: Publicación oficial de la Sociedad Española de Neurología3(7), 30-33.

Carro, O. T., León, M., Alvarez, E., Maragoto, C., Alvarez, L., & Rivera, O. (2001). Rehabilitación del lenguaje en la enfermedad de Parkinson. Revista Mexicana de Neurociencia2(4), 241-244.

 

 

LENGUAJE Y ENVEJECIMIENTO.

Lenguaje y Envejecimiento. 

En cuanto a las alteraciones del lenguaje asociadas a la edad están guardan una estrecha relación con su deterioro cognitivo y sensorial. La pérdida auditiva y disminución de los procesos atencionales y memoria de trabajo propician que estas personas presenten alteraciones relacionadas con la comprensión oral y la pragmática.

Diferentes estudios avalan la idea de un deterioro normal del lenguaje como consecuencia de la edad que afecta a las diferentes dimensiones del lenguaje en mayor o menor grado.

Algunos autores como Juncos determinan que las alteraciones del lenguaje son consecuencia del deterioro en la memoria operativa y no en sí en el lenguaje. Para ello se basa en dos ideas: 1º Las alteraciones del lenguaje en la vejez normal no afectan a los módulos y por tanto no son selectivas de dominio. 2º afectan al sistema atencional y de control, especialmente a los aspectos en los que la capacidad de memoria operativa es más necesaria como son acceso al léxico, comprensión, producción de oraciones compleja y comprensión y producción del discurso.

Alteraciones del léxico asociadas a la edad.

Se habla de tres fenómenos asociados a la edad: El vocabulario aumenta o se mantiene según el nivel cultural, existencia de dificultades de acceso al léxico (fenómeno de punta de la lengua) y la idea de que el conocimiento conceptual no parece que se deteriore con la edad sino que se incrementa, por lo que las dificultades léxicas estarían relacionadas con problemas de ejecución o dificultad para acceder a este conocimiento y que se manifiesta en la incapacidad para encontrar nombres, aumento de los tiempos de reacción y el uso de paráfrasis como estrategia compensatoria.

Déficit de la sintaxis asociados a la edad.

Diferentes estudios reflejan las dificultades de las personas mayores en la comprensión, repetición y uso espontáneo de oraciones complejas.  Esto puede ser debido a la disminución en la memoria operativa o memoria de trabajo.

Discurso narrativo.

Operar con materiales complejos (oraciones, historias o textos) conlleva capacidad atencional y memoria operativa. Procesos que en las personas mayores se ven alterados de manera normal y no por consecuencia de otras dificultades (agramatismo y dificultad de razonamiento) y que  influirán negativamente en el discurso narrativo.

Manifestaciones de este deterioro son la dificultad para recordar  y organizar el discurso.

A modo de conclusión podríamos decir que las personas mayores tienen y poseen competencia lingüística pero no ejecutiva. Es decir, comprenden y poseen el vocabulario básico y necesario para comunicarse pero no saben utilizarlo. Como venimos viendo en este artículo esto es debido a su disminución en la capacidad de memoria operativa y en los déficit atencionales.

Fuente: Saá, N. (2004). Lenguaje y envejecimiento.

http://escuela.med.puc.cl/publ/cuadernos/2006/lenguaje.pdf

.